AlemaniaTour Weilburg - información turística para el viaje a Alemania ayuda en la planificación de un recorrido.
Información turística de la ciudad de Weilburg
Weilburg - el Schlosshof del palacio
El conde Johann I von Nassau hizo renovar el antiguo castillo Wilineburg e instaló allí en el año 1355 su residencia. Cuatro años más tarde se construyó el primer puente de piedra sobre el río. El Wilineburg es de importancia histórica por el Testamento de Weilburg (Weilburger Testament) del año 918, en que Konrad I, el primer rey germánico, en su lecho de muerte en el castillo, ordenó a su hermano Eberhard de entregar las insignias del imperio a su más fuerte antagonista Heinrich I, rey de Sajonia.

Desde el castillo situado muy alto a la orilla de un meandro del río Lahn se podía controlar la navegación en el río y las dos rutas mercantiles: la Via Alta de Frankfurt a Colonia y la Via Publica corriendo de Flandes a Bohemia.

Bajo el reinado del conde Philipp III se derribo el viejo castillo, y se reconstruyó a partir de 1535 en el mismo lugar un palacio de cuatro alas de estilo renacentista, el cual fue renovado y ampliado otra vez en los siglos XVII-XVIII por el conde Johann Ernst. En el Schlosshof se destaca la torre del reloj y una galería de dos niveles, las salas albergan un museo. Desde el jardín del palacio se puede disfrutar de una vista panorámica a la ciudad de Weilburg y los bosques del Taunus.

En el curso de las últimas modificaciones se demolieron también muchos edificios del casco antiguo para hacer sitio a una plaza enfrente del palacio, bordeada por nuevas casas en estilo barroco. En medio de la plaza del Mercado se alza la fuente de Neptuno de 1709 frente a la iglesia Schlosskirche. Entre 1806 y 1816 la ciudad fue sede del gobierno del ducado de Nassau. Anualmente en el verano se celebran en el palacio los Conciertos de Weilburg.

Weilburg también es conocida por los edificios de adobe. Alrededor del año 1800 se favoreció la construcción de casas fabricadas de una apisonada mezcla de arcilla, arena y grava. Cerca del puente Steinerne Brücke se alza una casa de este material de 7 pisos, la cual es la más alta de Alemania. Hay otros ejemplos de este tipo de construcción en el centro de la ciudad.

Un paraíso para canoeros es el Lahn, que circula casi en total por el casco antiguo de la ciudad. Durante los meses de primavera a otoño cruzan el río cientos de amantes de este deporte. Al sur de Weilburg hay un espectacular highlight: un túnel de agua de 195 metros de longitud, que atraviesa el Mühlberg permite el paso en bote.

Todos los datos en esta información turística para viaje a la ciudad de Weilburg están sujetos a cambio sin previo aviso.
© Alemania Tour & Touristik Service